Historia

pESCUEZA

El origen del pueblo de Pescueza. segun los últimos datos encontrados tuvo lugar entre principios y mediados del siglo XV .

El primer documento que acredita la existencia de Pescueza, data de 1479, sobre deslinde y amojonamiento. Seguidamente aparece en otro documento sobre el mismo asunto, del 1497

Posteriormente el nombre de Pescueza, aparece de nuevo en 1530 en un recuento de vecinos realizado por Tomás González (y que se supone que encargaría la Diócesis de Coria-Cáceres). A través de dicho recuento, el pueblo poseía 80 vecinos pecheros (que eran aquellos que pagaban impuestos) y unos 320 habitantes.

Según diversos estudios sociales y económicos, la actividad principal del pueblo era la explotación ganadera desde sus iniciales y que se sigue conservando como principal fuente económica en la actualidad.

En la iglesia parroquial, dedicada a la asunción de la Virgen, se conservan los documentos más antiguos, que datan de finales del siglo XVI. Según éstos, en esa época Pescueza contaba con dos cofradías: la de San Antonio Abad y la de la Vera Cruz. A esta última se le condenó una bula papal en el siglo XVII.

En el Catastro de Ensenada (1754) se indica que Pescueza pertenece al señorío de Toledo como integrante en el territorio jurisdiccional del Maquesado de Coria y Ducado de Alaba. Precisamente, el Duque de Alba era dueño de la finca "Los Arenales", situada en el margen izquierdo de la rivera Fresnedosa y que contiene más de la mitad del término municipal del término municipal de Pescueza. En esta situación permaneció hasta 1811, año en el que se abolieron los señoríos jurisdiccionales. Posteriormente, dicha finca fue declarada municipio independiente, dentro del marco de su actual término municipal.

La mencionada Iglesia Parroquial data de los siglos XV y XVI. Las portadas, arcadas y partes nobles están realizadas de sillería granítica y el resto del edificio lo realizaron con mampostería. Destaca un precioso retablo del siglo XVIII, decorado al gusto barroco y recientemente restaurado.

Pescueza, además, tiene dos ermitas actualmente en ruinas: la de San Antón, construida en el siglo XVI y que se encuentra cercana al pueblo, y la de San Pedro, que se encuentra en la finca Los Arenales. Posee también la ermita del Santísimo Cristo del Humilladero, que se encuentra adosada al cementerio y en un buen estado. Dentro de ella se encuentra una imagen de Cristo Crucificado, labrada en madera de un solo cuerpo en el siglo XVIII.